Comercio y Marketing

Certificados de profesionalidad subvencionados

Comercio y Marketing

Dentro de las áreas profesionales se encuentra Comercio y Marketing. Esta familia engloba todas las acciones formativas relacionadas con las ventas, el comercio, la publicidad y la comunicación de carácter nacional e internacional, en función del curso.

El certificado de profesionalidad permite el desempeño profesional en todos los sectores productivos, públicos y privados, que desarrollen estas actividades. Dentro del área de Comercio y Marketing se encuentran las siguientes certificaciones.

Marketing y Compraventa Internacional

Obtener y tratar la información para el sistema de información de mercados. Esa información permitirá elaborar el informe de base para la aplicación de las políticas de marketing mix internacional.

Asistir en la definición, organización, difusión y supervisión de acciones promocionales y eventos, de planes de marketing y comunicación, y realizar actividades auxiliares de organización y seguimiento al plan de medios.

Definir, organizar y supervisar la implantación y animación de espacios comerciales, tanto interna como externamente, de acuerdo a las especificaciones y criterios de calidad establecidos.

Implantar y dirigir un pequeño comercio o tienda independiente, organizando, gestionando y controlando el aprovisionamiento, la animación del punto de venta y las actividades de venta de productos.

Realizar la gestión administrativa y financiera, así como la de los medios de cobro y pago en las operaciones de comercio internacional, de acuerdo con objetivos y procedimientos establecidos.

Actividades Auxiliares de Comercio

Realizar actividades auxiliares de reposición y acondicionamiento en el punto de venta y reparto de proximidad, siguiendo instrucciones y criterios establecidos, utilizando el equipo necesario, respetando las normas de seguridad y salud.

Actividades de Venta

Ejecutar las actividades de venta de productos y/o servicios a través de los diferentes canales de comercialización estableciendo relaciones con el cliente de la manera más satisfactoria, alcanzando los objetivos propuestos por la organización y estableciendo vínculos que propicien la fidelización del cliente.